Inicio
 » Consejos para limpiar acero inoxidable

Consejos para limpiar acero inoxidable

El acero inoxidable está en la mayoría de los utensilios y herramientas que hay en nuestro hogar. Es un material resistente y con un tiempo de vida muy largo si se cuida bien; por ello, te diremos cómo limpiar acero inoxidable.

Este tipo de metal no está solamente en nuestra cocina (cubertería, ollas, sartenes o instrumentos varios). También puedes encontrarlo en tu caja de herramientas, en el baño (grifería) e incluso en las prendas.

El acero inoxidable tiene muchísima utilidad. Pero, para tenerlo siempre como nuevo y que nos dure mucho tiempo, debemos saber cómo limpiarlo adecuadamente.

Limpiar acero inoxidable dependiendo de la suciedad

Limpiar herramientas de acero inoxidable

Limpiar acero inoxidable puede variar dependiendo de qué tipo de mugre tenga. Por su gran versatilidad, este tipo de metal puede ensuciarse de muchísimas maneras y para cada forma hay su remedio.

A continuación, te explicaremos qué puedes hacer para deshacerte de cualquier tipo de mugre en el acero inoxidable:

  • Con la finalidad de deshacerte de manchas de grasa o aceite puedes utilizar disolventes como, por ejemplo, alcohol isopropílico (o etílico) o, en su defecto, acetona.
    • En las zonas que no tienen contacto directo con comida puedes optar por usar detergentes alcalinos.
  • Para manchas de óxido o decoloración puedes usar limpiadores que sean suaves y cero agresivo, aplicándolos con ayuda de una esponja y aclarar con abundante agua.
    • De igual forma, puedes usar limpiadores en crema que tengan carbonato de calcio o ácido cítrico.
  • Para deshacerte de manchones de pintura o tinta solo debes emplear disolvente de pintura. El producto dependerá de la base de la pintura (agua, aceite, látex...). Y, con ayuda de un cepillo de cerdas suaves, limpia muy bien las zonas con relieve.
    • En este caso, solo debes seguir las instrucciones que vienen con el disolvente. Y siempre utilizando guantes de goma, lentes protectores y mascarilla por la toxicidad de estos productos.
  • Para deshacernos de la comida quemada que quedó pegada en una olla de acero inoxidable, bastará con dejar remojándola con agua caliente y limpiador diluido. Luego, solo queda fregarla con un cepillo de cerdas de nailon y un jabón fuerte. Aclara con agua.
  • En el caso de marcas de café o té, déjala remojar con agua y bicarbonato de sodio por aproximadamente media hora, luego enjuaga. De igual modo, puedes optar por un pañuelo suave o una esponja: friega la mancha con un poco de limpiador y aclara con agua.
  • Si tienes cal, cemento o yeso incrustado en acero inoxidable, puedes aplicar una mezcla de ácido fosfórico diluido en agua. Posteriormente, neutralízalo con amoníaco disuelto y aclara con agua. Por último, sécalo bien.
    • Otra opción para eliminar la cal es combinar tres tazas de agua y una taza de vinagre blanco. Luego, solo lo frotas con un cepillo de cerdas de nailon.
    • Evita utilizar limpiadores a base de ácido clorhídrico para limpiar acero inoxidable con yeso incrustado.
  • Si el metal tiene manchas por la exposición excesiva al calor, puedes usar cremas detergentes no abrasivas o abrillantadores. Eso sí, si vas a usar una esponja abrillantadora, ten cautela si el acero está muy pulido, porque puedes dejar rayones.
    • Siempre friega en el sentido del acabado del acero, con movimientos circulares, no rectos.
  • Si tu pieza de acero inoxidable tiene herrumbre, puedes limpiarla con una solución de ácido fosfórico (al 10 %), seguidamente, asea con amoníaco diluido y aclara con agua. También puedes optar por una solución de ácido oxálico.
    • Si necesitas una opción más abrasiva para zonas específicas, puedes hacer uso de una lija fina. Siempre cerciórate de que no dañe la pieza utilizando la lija primero en un lugar poco visible.

Consejos para la limpieza diaria

Consejos para cuidado del acero inoxidable

Por tratarse de un metal que utilizamos con demasiada frecuencia, debemos saber cómo limpiar acero inoxidable correctamente y de forma rápida. Los manchones más comunes son las huellas dactilares que tienden a quedar por el contacto continuo.

  • Para ello, una técnica super fácil es humedecer un pañuelo de microfibra (o una esponja de cocina) y fregar la superficie con ayuda de un chorrito de jabón para platos líquido.
    • También puedes optar por utilizar un limpiador de cristales para deshacerte de las marcas en el acero.
  • En los negocios incluso hay múltiples productos para remover diversos manchones en el acero inoxidable. Los detergentes en gel suelen ser eficaces aplicándolos con un pañuelo suave de modo que no ralle el acero.
  • Si hay poca comida pegada, solo bastará con dejar remojando el utensilio en agua hirviendo, con jabón para platos diluido, por aproximadamente 30 minutos. Luego, solo queda aclarar con agua y eliminar los residuos con una esponja.
  • Si quieres darles brillo a tus piezas de acero inoxidable, una técnica efectiva es utilizar un pañuelo untado con un chorrito de aceite de oliva y frotarlo muy bien por la pieza. Espera 20 minutos y luego retíralo con un pañuelo humedecido.

Productos que tienes que eludir para el acero inoxidable

Limpiar acero inoxidable es más fácil de lo que parece. Sin embargo, hay mercancía que no puedes usar para asearlos, debido a que podría perjudicar las propiedades del metal y arruinar la pieza.

  • Evita utilizar blanqueador por bastante tiempo en el aseo de acero inoxidable.
  • Los detergentes en polvo tampoco son muy recomendables.
  • Procura no utilizar esponjas muy abrasivas porque puedes rallar la superficie del metal. Si se trata de una olla de cocina, las ralladuras harán que los alimentos se te peguen con mayor frecuencia.
  • El cloro es demasiado abrasivo con el acero inoxidable, por tanto, siempre cerciórate de que tu limpiador esté libre de este químico.

Sugerencias para su cuidado

Productos que no debes usar para limpiar acero inoxidable

El cuidado del acero inoxidable es relativamente sencillo. Aquí te dejamos algunos consejos:

  • Cuando estés cocinando y la comida se te queme, no dejes que se seque. Retira todo lo que puedas salvar y pon la pieza inmediatamente a remojar con agua hirviendo.
  • La limpieza frecuente es el mejor secreto. En tanto mantengas el acero inoxidable en buen estado y aseado, te durará mucho tiempo.
  • No expongas el acero inoxidable a la humedad con tanta frecuencia. Si no está muy sucio, con pasar un pañuelo húmedo bastará para limpiarlo.
  • La joyería y cubertería de acero inoxidable siempre es mejor limpiarla a mano y secarla inmediatamente después de terminar con su aseo.

Ⓒ 2021 ABC Limpieza | Revista sobre todo lo relacionado con el mundo de la limpieza
Los contenidos de esta publicación se redactan únicamente con fin informativo. En ningún momento pretenden sustituir la labor de un profesional cualificado. Le recomendamos que, en caso de duda, contacte con un especialista de confianza. En abclimpieza.com colaboramos con el programa de afiliados de Amazon y otras marcas, los enlaces a web externas se tratan de enlaces de afiliados que no te supondrán un coste adicional y nos ayudarán a continuar mejorando la web, estos enlaces, generan una pequeña comisión por el enorme trabajo que realizamos. Amazon y también el logo de Amazon son marcas registradas de Amazon.com, Inc o sus Afiliafos.
ABCLimpieza.com