Cómo lavar ropa a mano

Inicio » Cómo lavar ropa a mano

Cómo lavar ropa a mano

A pesar del uso extendido de las lavadoras, hay quien prefiere lavar la ropa a mano.

Puede ser por costumbre, porque nos gusta más el resultado o porque las prendas más delicadas requieren mayores cuidados.

En cualquier caso, os damos unos cuantos consejos para que tu ropa quede siempre impecable.

como lavar ropa a mano

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram

Consejos para lavar a mano la ropa

Cabe destacar que, independientemente de nuestros gustos personales, hay ciertos tejidos que es preferible lavar a mano.

Es el caso de las prendas de lana, seda, satén y otros especiales como la angora o encajes, que pueden perder su suavidad o textura si los metemos en la lavadora.

Como primera recomendación, es conveniente que comprobemos siempre las instrucciones de la etiqueta, puesto que el fabricante nos aportará detalles como la temperatura óptima de lavado, la delicadeza de la prenda, etc.

Si finalmente optamos por lavar la ropa a mano, aquí tienes un paso a paso sencillo:

  1. Elige bien el detergente, que se adapte a las necesidades de nuestra prenda. Si vamos a lavar ropa delicada, deberemos elegir el detergente acorde.
  2. Llena un recipiente de agua con la temperatura adecuada. Algunas prendas son de lavado en frío, y otras con agua tibia. Si vas a mezclar, utiliza siempre la temperatura más fría.
  3. Añade el detergente. Para medir la cantidad, ten en cuenta que sólo hay que poner una cucharadita por cada prenda de ropa. No te pases, o hará demasiada espuma.
  4. Si hay prendas con manchas secas, ponlas en remojo durante una hora, y luego mete el resto de la ropa.
  5. Mueve cada prenda, de forma que se impregne bien y procurando no frotarla mucho, aunque si puedes restregar ligeramente aquellas zonas que presenten más suciedad, para ayudar a eliminarla.
  6. Vacía el recipiente y vuelve a llenarlo con agua sin detergente. Introduce de nuevo las prendas y remuévelas para ayudar a que se desprenda todo el jabón. Si no lo eliminamos bien, puede dejar cercos.
  7. Aclara bien todas las prendas.

como lavar la ropa a mano y que huela bien

Nota: Si necesitamos lavar algo con urgencia y no tenemos detergente apto a mano, una buena solución es utilizar champú. Eliminará bien la suciedad y es apto para la mayor parte de telas, salvo que sean especialmente delicadas.

Blanca

La ropa blanca tiende a amarillearse con el paso del tiempo. Lavarla a mano reduce el riesgo de que esto ocurra, al no juntarla con otras prendas ni someterla a detergentes que no sean adecuados.

Para que permanezca siempre blanca, aquí van algunos consejos:

  • Separa la ropa blanca de la ropa de color, y lávala en un recipiente aparte siguiendo los consejos que te hemos dado.
  • Puedes elegir un detergente para lavar a mano que tenga un cierto poder blanqueante.
  • Si tienen manchas, trátalas lo antes posible, y siempre antes de lavarla. Puedes optar por utilizar bicarbonato para eliminarlas.
  • Intenta no utilizar lejía. Pese a su efecto blanqueador, suele dañar los tejidos.

Un truco que suele funcionar es que, después de lavarla a mano, dejes que se seque al sol. Los rayos UV contribuirán a que tus prendas mantengan la blancura.

De color

Para lavar a mano la ropa de color, podemos aplicar el paso a paso que mencionamos antes.

La única precaución es que separes estas prendas de la ropa blanca. Y, mucho mejor aún, si la clasificamos por colores, para evitar que otras prendas destiñan o pierdan luminosidad.

También podemos utilizar detergentes para lavar a mano específicos para que los colores queden brillantes.

Delicada

Como ya hemos visto existen prendas que, por su delicadeza, debemos lavar con cuidado. Aquí van algunos consejos para que quede perfecta:

  • Selecciona las prendas delicadas y lávalas aparte, sin mezclarlas con otros tejidos. Sepáralas, a su vez, por colores.
  • Si puedes, deberías incluso separar tipos de tejidos. Las toallas, por ejemplo, pueden soltar pelusillas que se adhieren a telas de encaje. Cuanto más exhaustiva sea la clasificación previa, mejor será el resultado.
  • Utiliza siempre agua fría, para no estropearlas, y elige un detergente específico para ellas. Sea líquido o en polvo, disuélvelo bien.
  • Para no dañar las fibras, opta por introducir las prendas y removerlas para que se impregnen, pero es importante que no las frotes.

Los siguientes pasos permanecen igual: Cambia el agua, vuelve a dejarlas en remojo para eliminar el jabón y acláralas. Si son blancas, tiéndelas al sol.

Si destiñe

Algunos tejidos y colores tienden a desteñir, estropeando otras prendas. Para evitarlo, podemos realizar alguno de los siguientes trucos, que realizaremos antes de lavar esta ropa:

  • Truco 1: Ponla a remojo en agua con abundante sal, durante unos quince o veinte minutos.
  • Truco 2: Llena el recipiente donde la vayas a tratar de agua y dos tazas de vinagre blanco. Deja la ropa en remojo quince minutos.
  • Truco 3: Pon a calentar un litro de agua y, cuando rompa a hervir, añade un puñado de hojas de laurel. Déjalas infusionar hasta que la mezcla esté completamente fría, cuélala bien para eliminar hojas y restos que dejen marcha, y deja la ropa a remojo en esta solución.

Apliques el truco que apliques, es importante que lo hagas con ropa del mismo color o con una sola prenda.

Es decir, puedes poner a remojo en agua con sal sólo prendas rojas, pero no mezclarlas con otros colores, puesto que corremos el riesgo de transferir colores. Una vez hechos, procede a lavar a mano con normalidad.

Preguntas frecuentes a la hora de lavar la ropa a mano

Las primeras veces que practicamos esto de lavar a mano, pueden surgirnos algunas dudas. Intentamos resolver las más frecuentes:

¿Cómo hago que huela bien?

En muchas ocasiones, nuestra ropa huele a humedad o a “armario cerrado”. Para evitar esto, aquí tienes unos cuantos consejos:

  • Después de lavar a mano, puedes añadir un último paso y utilizar suavizante apto para esta técnica. Una vez aclarado en jabón, se introducen las prendas en agua con suavizante, las dejamos a remojo y aclaramos de nuevo con abundante agua.
  • Tiéndelas inmediatamente. En ocasiones dejamos la ropa húmeda demasiado tiempo, lo que produce un olor característico.
  • ¡Lava la ropa con frecuencia!

En cualquier caso, puedes optar por ambientadores para el armario, agua perfumada o cualquier producto apto para el tipo de prenda.

¿Es posible hacerlo sin detergente?

Si te preocupa el medio ambiente o si necesitas una solución para salir del paso, puedes lavar a mano tu ropa sin usar detergente. Para ello:

  • Utiliza una mezcla de bicarbonato diluida en agua.
  • O un chorrito de vinagre, también diluido en agua.
  • Si tienes ropa sucia y no tienes opción de comprar detergente, puedes utilizar champú o gel.

Si vas a utilizar sal o vinagre, procura no hacerlo con las prendas más delicadas, puesto que la acidez y agresividad pueden dañar las fibras.

Lavar la ropa a mano ayuda a conservar nuestras prendas en perfecto estado, incluso mejor que si optamos por la lavadora.

También es ideal para las prendas más delicadas y para ayudar a mantener nuestros blancos impecables.

Con estos consejos tendrás ropa limpia, con buen olor y colores brillantes, ¡y que aumentará su vida útil!

Cómo lavar ropa a mano
4.6 (91.06%) 47 votes
Cristina Adán
Cristina Adán
Redactora en ABC Limpieza.

Deja un comentario

Sigue leyendo...

error: Alert: Content is protected !!