Inicio
 » Consejos para desinfectar un colchón de chinches

Consejos para desinfectar un colchón de chinches

Las chinches son insectos molestos que se alojan en nuestras camas y te pican el cuerpo; estas picaduras son muy molestas e, incluso pueden resultar en alergias para ciertas personas, por ello es importante saber cómo desinfectar un colchón de chinches.

Si no controlas la aparición de chinches en tu hogar, especialmente tu cama, pueden llegar a infestar tu hogar. Estos insectos diminutos se alojan principalmente en los colchones, somieres, en la estructura, la cabecera o cualquier estructura que esté cerca de tu cama.

Sin embargo, la situación puede ser peor de lo que piensas y puedes encontrar las chinches en tus muebles, en las carcasas de los interruptores de luz, en las alfombras cercanas a los zócalos del piso o incluso entre las cáscaras sueltas de pintura.

¿Cómo puede llegar a tantas zonas diversas? Estos insectos se almacenan en cualquier artículo de tela (ropa de vestir, cobertores de muebles o, la más común, la ropa para la cama). Se desplazan muy rápido, sin importar si el lugar es limpio o sucio.

Si bien la opción de exterminio más segura y efectiva es desechar tu colchón y adquirir uno nuevo, no es la alternativa más adecuada para nuestro bolsillo, por lo que te diremos algunas técnicas económicas que pueden ser de gran ayuda.

¿Cómo desinfectar un colchón de chinches?

Desinfectar un colchón de chinches

Para desinfectar un colchón de chinches existen diversos remedios caseros con materiales o herramientas que probablemente ya tengas en casa y que, por ende, no implican un gasto excesivo.

  • Utilizar vapor para eliminar las chinches.

Es muy probable que tengas en tu hogar un vaporizador o una plancha a vapor vertical. Estos electrodomésticos pueden ser de utilidad para desinfectar un colchón de chinches, debido a que estos insectos no soportan las altas temperaturas.

Para poder eliminar esta plaga solo debes utilizar el equipo para aplicar constante vapor a una temperatura de 120°F/48,8°C o más sobre toda la extensión del colchón, así como también la ropa de cama, cortinas, prendas de vestir y demás elementos que se encuentren en la habitación.

  • Aspirar las chinches (y otros insectos que se encuentren en tu cama).

Debido al minúsculo tamaño de estos insectos, son muy difíciles de percibir por el ojo humano, por lo que una buena táctica para poner en práctica es utilizar tu aspiradora para eliminarlos efectivamente.

Debido a la forma del tubo de aspirar, te permite alcanzar aquellos lugares a los que usualmente no podrías acceder con un pañuelo o plumero. Esos pequeños espacios y grietas en los que suelen esconderse las chinches y demás insectos que se generan en tu colchón.

  • Los rayos del sol son una fuente natural de temperaturas altas.

Si vives en una zona con climas muy calurosos y rayos solares potentes, puedes usarlos a tu favor y desinfectar un colchón con chinches. Al exponer tu colchón a las altas temperaturas solares puedes eliminar estos insectos molestos sin necesidad de usar ningún equipo electrodoméstico.

Puedes emplear esta técnica también para tus sábanas, cobertores, cojines y ropa de vestir. Solo debes colocar los objetos con chinches en un lugar en donde tenga contacto directo con los rayos solares durante un tiempo prolongado (mientras más, mejor).

  • La menta como repelente casero de chinches.

El aceite esencial de menta tiene su reputación como uno de los mejores remedios naturales para repeler insectos diminutos debido a los fuertes olores que tiene el líquido y que suele ser molesto para chinches, pulgas o ácaros.

Utilizar este repelente hace que los insectos se desplacen del lugar. Una opción para poder emplear esta técnica es limpiar todas las superficies, muebles, cama, y cortinas agregando siempre un toque de aceite esencial de menta.

Este aceite no tiene mal olor para el olfato humano, por lo que tendrás tu hogar aromatizado y, como plus, mantendrás alejadas a las chinches de tu hogar. Una alternativa al aceite de menta es el aceite esencial de lavanda. No tendrás resultados exactos, pero sí similares.

  • Clavos de olor, una alternativa al aceite esencial.

Los clavos de olor desprenden un aroma mucho más fuerte que el aceite esencial de menta, o de lavanda, y es capaz de repeler prácticamente cualquier tipo de insecto. Es utilizado con frecuencia en la jardinería para alejar a las hormigas de las cosechas.

Afortunadamente, también puedes utilizarlo para desinfectar un colchón de chinches, piojos, pulgas o ácaros. Solo debes colocarlos encima del colchón y luego cubrirlo como usualmente lo harías con la ropa de cama.

Puedes colocarlo también estratégicamente en los muebles y superficies de tu hogar. El olor no suele ser molesto para el olfato humano, por lo que no deberías tener problema a la hora de dormir. De hecho, los clavos de olor son utilizados también para aromatizar.

  • Desinfectar un colchón de chinches con alcohol isopropílico.

El alcohol isopropílico es constantemente utilizado en muchos ámbitos como uno de los principales desinfectantes y antibacteriales. En el caso de las chinches, este líquido tiene niveles ácidos muy elevados que no pueden soportar. Esto lo hace una técnica muy eficaz.

Este remedio específico debe ser realizado constantemente, sin pausas, durante seis días, una semana como máximo. Lo que debes hacer es colocar el alcohol en un envase con rociador y esparcirlo por toda la superficie del colchón, asegurándose de que se impregne en todos los lugares de difícil acceso.

Debes hacer este paso una sola vez, diariamente, y dejarlo secar al sol o dejar que el colchón se ventile con aire natural para evitar que la humedad tenga otras consecuencias peores (como los hongos).

¿Cómo puedo saber si hay chinches en mi cama?

Cómo saber si hay chinches en mi cama

Probablemente te preguntarás ¿por qué voy a desinfectar un colchón de chinches, si ni siquiera sé si los tengo? Hay algunas señales que pueden ayudarte a identificar si, en efecto, tienes problemas de chinches en tu cama:

  • Las chinches son insectos que miden aproximadamente entre cuatro y cinco milímetros y cuyo color es marrón-rojizo. Quizá no sean perceptibles a simple vista, pero, ayudándote con una linterna y una lupa, puedes inspeccionar tu colchón y puede que las veas.
  • Otra de las señales más inconfundibles es notar picaduras en el cuerpo al despertarte. ¿Cómo identificarlas de otro tipo de picaduras? Fíjate si hay más de una en una sola zona de tu piel, si son rojizas y si te causan picazón.
  • Las chinches suelen mudar de piel conforme van creciendo, por lo que, si ves que tu colchón tiene cáscaras atípicas, puede que sea piel de estos insectos.
  • Las chinches, como todo organismo, come y desecha los alimentos. Al defecar, suele dejar en el colchón manchas pequeñas de color negro o marrón.

Consejos para evitar la reaparición de chinches

Consejos para prevenir aparición de chinches

Una vez hayas culminado la tarea de desinfectar un colchón de chinches, hay una serie de recomendaciones que debes tener en cuenta para evitar volver a pasar por todo este proceso:

  • Evita ubicar tu cama en contacto con las paredes de tu habitación, o con ningún otro mueble que haya en el cuarto. Esto para evitar que las chinches migren del lugar “comprometido” a otros espacios libre de sustancias contaminantes para estos insectos.
  • Debes prevenir a toda costa que tu sábana, tus almohadas y la ropa de cama entre en contacto con el suelo. Además de que es antihigiénico, puede darle pase libre a las chinches, piojos o pulgas para trepar en ellos y llegar a tu cama.
  • Si en tu hogar tienes mascota, procura que no entre a la habitación ni esté en contacto con tu cama o muebles alrededor. Puede ser un portador de estos insectos y ayudar a que lleguen a tu cama.
    • Pero, si eres de las personas que tratan a su mascota como otro miembro de la familia, lo ideal es que esté en constante chequeo con un veterinario para que tenga todos los pesticidas necesarios para evitar este problema.
  • Chequea constantemente las patas de tu cama y de los otros muebles que hay en tu habitación para verificar que no haya ningún insecto en ellas. Las chinches también suelen ubicarse ahí.
  • La limpieza constante es esencial para evitar la reaparición de una infestación de chinches, piojos o pulgas. Puedes agregar este paso a tu rutina de limpieza habitual para garantizar un espacio libre de insectos molestos.

Si no te sientes a gusto haciendo estos remedios caseros porque piensas que puedes hacerlo mal o no tener los resultados esperados, siempre puedes contactar a un servicio de fumigación que se encargue de desinfectar todo el lugar.

Eso sí, debes tener en cuenta de que estas empresas trabajan con químicos y, por ende, tienes que tomar las previsiones necesarias para que este proceso no afecte tu salud ni la de ningún otro miembro de tu familia que habite o frecuente la casa.


Ⓒ 2021 ABC Limpieza | Revista sobre todo lo relacionado con el mundo de la limpieza
Los contenidos de esta publicación se redactan únicamente con fin informativo. En ningún momento pretenden sustituir la labor de un profesional cualificado. Le recomendamos que, en caso de duda, contacte con un especialista de confianza. En abclimpieza.com colaboramos con el programa de afiliados de Amazon y otras marcas, los enlaces a web externas se tratan de enlaces de afiliados que no te supondrán un coste adicional y nos ayudarán a continuar mejorando la web, estos enlaces, generan una pequeña comisión por el enorme trabajo que realizamos. Amazon y también el logo de Amazon son marcas registradas de Amazon.com, Inc o sus Afiliafos.
ABCLimpieza.com