Inicio
 » ¿Cómo limpiar persianas de manera efectiva?

¿Cómo limpiar persianas de manera efectiva?

Las decoraciones del hogar tienden a acumular muchísimo polvo y suciedad, por ello debemos estar constantemente aseando las superficies para cuidar nuestra salud y la apariencia de la casa; una de las actividades de higiene imprescindibles es limpiar persianas.

Las persianas son un elemento decorativo muy común en nuestro hogar, puesto que controlan el paso de luz solar a la casa, nos protege también de los rayos UV y hacen que el lugar se sienta más fresco.

También es un elemento que se ensucia con demasiada facilidad y frecuencia. Por ello siempre debemos agregar a nuestra rutina de aseo del hogar el limpiar persianas para evitar que la acumulación de polvo afecte nuestra salud.

A pesar de que existen variedad de tipos de persianas, la limpieza de cada una no varía mucho, por lo que no tienes que buscar en exceso para conseguir la respuesta a cómo mantener limpias tus persianas.

Cómo limpiar persianas efectivamente

Limpiar persianas

La manera más efectiva de limpiar persianas es utilizando agua y detergente líquido, de esta forma te desharás de cualquier mancha y acumulación de polvo que pueda tener. Luego podrás emplear otras herramientas para tener mejores resultados.

Para limpiar persianas, debes tener los siguientes suplementos:

  • Pañuelo de microfibra.
  • Cepillo de cerdas suaves.
  • Detergente líquido.
  • Agua templada.
  • Bicarbonato de sodio.

Antes de comenzar el procedimiento, debes cerrar las persianas y, con ayuda de un cepillo de cerdas suaves (o en su defecto una brocha de maquillaje que ya no vuelva a utilizarse), quita todo el polvo incrustado que puedas.

Este paso es importante, te facilitará la limpieza y dará mejores resultados. Una vez lo hayas hecho, debes hacer lo siguiente:

  • Utiliza una vaporeta para aplicar vapor a las persianas. Este paso puedes saltarlo si no tienes este equipo en tu hogar.
  • En un envase combina una taza de agua con una cucharada de detergente líquido y media cucharada de bicarbonato de sodio. Mezcla muy bien.
  • Humedece un pañuelo en el agua jabonosa y pásalo por toda la superficie de las persianas, sin saltarte ninguna zona, para retirar cualquier rastro de suciedad que haya quedado en ella.
  • Repite los dos pasos anteriores en la parte interna de las persianas.
  • Abre la persiana y, utilizando un pañuelo de microfibra, seca toda humedad que pueda quedar en la superficie.
  • Vuelve a cerrar las persianas y pasa un pañuelo limpio por cada lámina, asegurándote de estar limpiando cada espacio.
  • No te olvides de asear igualmente las correas de las persianas. Con pasar un pañuelo humedecido en el líquido jabonoso que preparamos anteriormente y frotar las cuerdas es suficiente. Solo asegúrate de pasar un pañuelo seco al finalizar.

Limpiar persianas según su tipo

Limpiar persianas adecuadamente

A pesar de que la limpieza de las persianas no varía mucho según el tipo que sea, ciertamente se obtendrían mejores resultados teniendo en consideración de qué está hecha para evitar estropearla o que no tengas los resultados deseados.

  • Limpiar persianas de plástico desmontables, te recomendamos ir por lo cómodo y desmontarla y llevarlas a tu bañera (o regadera). Será más fácil lavarlas con abundante agua y detergente líquido, ayudándote con un cepillo de cerdas suaves.
  • Si se trata de persianas de tela, lo ideal es utilizar una esponja humedecida (no empapada) con agua y jabón líquido y fregar con suavidad sus láminas.
  • Para persianas de madera no podemos utilizar ningún químico abrasivo para evitar estropear el material. En su lugar, mezcla una taza de agua y un chorrito de vinagre. Humedece un pañuelo con la combinación y pásalo bien por las láminas.
  • Las persianas de aluminio tienen el mismo procedimiento de limpieza que las de plástico. Pero, debes tener sumo cuidado de no dejarlas húmedas para evitar que se oxiden. No te olvides de secarla muy bien después de asearlas.

Es importante limpiar persianas y nunca dejarlas húmedas ni con restos de productos de limpieza. Estos elementos decorativos están en constante contacto con el sol, por lo que, si dejamos algún rastro del producto, ya sea casero o comercial, en ella, corren el riesgo de mancharse.

Asimismo, las persianas son objetos que están a simple vista y en constante contacto con otras superficies y objetos del hogar, por ello debemos limpiarlas con regularidad.

Lo ideal es limpiar tus persianas, como mínimo, una vez por mes. También puedes incluirla en tu rutina de aseo. De esta forma te aseguras de mantener tu casa completamente impecable y cuidarás tu salud y la del resto de los habitantes de tu hogar.


Ⓒ 2021 ABC Limpieza | Revista sobre todo lo relacionado con el mundo de la limpieza
Los contenidos de esta publicación se redactan únicamente con fin informativo. En ningún momento pretenden sustituir la labor de un profesional cualificado. Le recomendamos que, en caso de duda, contacte con un especialista de confianza. En abclimpieza.com colaboramos con el programa de afiliados de Amazon y otras marcas, los enlaces a web externas se tratan de enlaces de afiliados que no te supondrán un coste adicional y nos ayudarán a continuar mejorando la web, estos enlaces, generan una pequeña comisión por el enorme trabajo que realizamos. Amazon y también el logo de Amazon son marcas registradas de Amazon.com, Inc o sus Afiliafos.
ABCLimpieza.com