Inicio
 » Cómo quitar manchas de espuma de poliuretano expandible

Cómo quitar manchas de espuma de poliuretano expandible

Consejos para prevenir las manchas de poliuretano expandido

  • Utiliza siempre un equipo de protección que te permita trabajar sin preocuparte por si la gomaespuma te salpica la ropa, pues una vez se pegue, será realmente complicado quitarla.
  • Evita el contacto directo con la piel en tanto que el poliuretano aun siga estando húmedo, ya que la única forma de quitar este material plástico de la piel es con una lija.
  • Por último, es muy importante que tengas en cuenta que a la hora de trabajar con esta espuma nunca has de frotar las gotas que aun puedan estar húmedas, pues lo único que conseguirás es que el poliol y el isocianato que conforman este material se adhieran aun más a la superficie o el tejido en cuestión.

Cómo quitar manchas húmedas y pequeñas de espuma de poliuretano

El siguiente método se recomienda en el caso de que la mancha de gomaespuma sea pequeña, reciente y aun siga estando húmeda, como puede ser el caso de una pequeña gota.

  1. Quita el exceso de poliuretano expandible de la superficie ayudándote de un trozo de cartón fino.
  2. Humedece un trapo o un paño limpio en acetona y ve dando pequeños toques sobre la mancha hasta que veas que esta se elimina por completo.
  3. Limpia cualquier posible resto de la acetona con un paño mojado en agua.

Cuando utilices acetona, o quitaesmalte en su defecto, no lo utilices sobre materiales específicos como puede ser la pintura o el plástico, puesto que podrían estropearlo.

Antes de nada, lee el etiquetado y asegúrate de que puede utilizarse sobre este tipo de superficies.

Como quitar manchas secas y grandes de espuma de poliuretano

Cómo quitar manchas secas y grandes de espuma de poliuretano

En el caso de que la mancha sea un poco más grande de lo normal, se recomienda dejar que se seque para que el problema no empeore aun más.

Puesto que a la hora de frotar, si esta aun sigue estando húmeda, se adherirá aun más.

Para limpiar superficies metálicas especialmente resistentes:

  1. Ayudándote de un cúter, corta la gomaespuma seca lo más cerca de la base que puedas.
  2. Humedece un trapo o una esponja en un poco de lejía y frota la zona manchada con energía hasta que veas que los restos de espuma van desapareciendo.
  3. Pasa un paño húmedo y retira cualquier posible resto de espuma seca y lejía que pudiera quedar.

Para limpiar las manchas en las superficies más delicadas:

  1. Coge un cúter y corta el exceso de espuma seca.
  2. Utilizando guantes de neopreno y gafas protectoras, humedece un trapo o un paño en dimetilformamida e impregna la mancha.
  3. Deja que actúe durante unos minutos y acto seguido limpia la zona manchada con un trapo limpio y que esté seco a fin de retirar toda la espuma.
  4. Continúa repitiendo el proceso hasta que la mancha desaparezca por completo.

A la hora de manipular el disolvente, ve con cuidado y utiliza el equipo de protección comentado, pues es bastante tóxico y podría llegar a producirte quemaduras.

Otras secciones que no te puedes perder:


Ⓒ 2021 ABC Limpieza | Revista sobre todo lo relacionado con el mundo de la limpieza
Los contenidos de esta publicación se redactan únicamente con fin informativo. En ningún momento pretenden sustituir la labor de un profesional cualificado. Le recomendamos que, en caso de duda, contacte con un especialista de confianza. En abclimpieza.com colaboramos con el programa de afiliados de Amazon y otras marcas, los enlaces a web externas se tratan de enlaces de afiliados que no te supondrán un coste adicional y nos ayudarán a continuar mejorando la web, estos enlaces, generan una pequeña comisión por el enorme trabajo que realizamos. Amazon y también el logo de Amazon son marcas registradas de Amazon.com, Inc o sus Afiliafos.
ABCLimpieza.com