Cómo quitar manchas de sangre

Inicio » Cómo quitar manchas de sangre

Cómo quitar manchas de sangre

Cuando se trata de manchas de sangre, solemos llevarnos las manos a la cabeza ya que a priori son difíciles de eliminar, mucho más cuanto más secas estén.

No es de extrañar que, incluso después de sacar la prenda de la lavadora, la mancha persista.

Son de las manchas más complicadas de quitar, más incluso que las de aceite. Los compuestos que lleva la sangre impregnan las fibras de los tejidos. De ahí la importancia de intentar limpiar la mancha cuando aún está fresca.

Vamos a darte en este artículo una serie de consejos sobre cómo quitar estas manchas de sangre de manera rápida y sencilla.

como sacar manchas de sangre

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram

¿Con qué salen las manchas de sangre?

Existen un gran número de trucos que te permiten quitar la sangre seca de las sábanas, de la almohada o incluso de cualquier otro tipo de tela.

Todos estos métodos son fácilmente aplicables y no necesitan de un quitamanchas o productos de limpieza específicos para retirar los restos de sangre del tejido.

Tienes a tu disposición barras de jabón, agua oxigenada o desengrasantes, pasando por el bicarbonato de sodio, vinagre blanco.

Pero lo cierto es que, dependiendo del estado en el que se encuentre y del tejido que se vea afectado, requerirá de un tratamiento u otro.

Formas de quitar y limpiar la sangre de la ropa

Quitar mancha de sangre de la ropa

Si se dispone de los productos necesarios, no es una tarea difícil quitar una mancha de sangre de una pieza de ropa.

Si está reciente

Como decíamos, el proceso funciona mejor en manchas de sangre fresca. La sangre seca normalmente va a ser mucho más difícil de eliminar (aunque no imposible).

Así que asegúrate de tratar la mancha lo más rápido posible para ver los mejores resultados.

Para quitarla con el método recomendado, necesitarás los siguientes elementos:

  • Agua oxigenada
  • Cepillo de dientes viejo
  • Jabón de lavar platos al amanecer (opcional)
  • Bicarbonato de sodio (opcional)

Procedimiento:

  1. Aplicamos en primer lugar el agua oxigenada a la mancha, siendo generosos en su aplicación.
  2. Después, ayudados con el cepillo de dientes viejo, frotamos de forma suave, dejamos que el peróxido de hidrógeno penetre bien y dejamos que actúe durante 15 minutos. Si vemos que el agua oxigenada hierve es buena señal, significa que el producto está trabajando.
  3. Pasados los 15 minutos, enjuagamos bien la prenda. Si vemos que la mancha ha desaparecido casi en su totalidad, la pasamos a la lavadora para su lavado normal. Si persiste, extendemos sobre ella unas gotas de jabón lavavajillas y espolvoreamos un poco de bicarbonato de sodio, frotamos suavemente con el cepillo y enjuagamos bien la prenda.
  4. Para finalizar, la colocamos de forma inmediata en la lavadora y procedemos a su lavado.

En ocasiones, el método funciona mejor si, antes de aplicar todo el proceso descrito, se remoja bien la prenda con agua fría y se frota la propia mancha.

Un tip importante: antes de usar el agua oxigenada, extiéndela en una zona poco visible para asegurarte de que no afecta al color del tejido.

En todo caso, después de aplicarla, aclara y procede a su lavado inmediato para evitar la decoloración.

Si está seca

Para eliminar una mancha de sangre seca de una pieza de ropa, también echaremos mano de las infinitas propiedades del agua oxigenada.

No obstante, insisto en que siempre hay que tener en cuenta que el peróxido puede dañar la ropa (por ejemplo, nunca lo uses sobre vaqueros). Así que actúa con precaución.

Además, necesitaremos un trapo limpio, una botella en spray con agua limpia y una plancha caliente. A continuación sigue estos 4 pasos:

  1. Vierte el agua oxigenada sobre la mancha y frótala bien con el trapo limpio.
  2. Déjalo reposar durante 5 minutos.
  3. Remoja la prenda con el spray de agua fría.
  4. Pasa la plancha caliente sobre la mancha hasta que ésta desaparezca.

Puede que notes un anillo alrededor de donde estaba el peróxido.

Para eliminarlo por completo, simplemente humedécelo con la botella rociadora y vuelve a pasar por encima con la plancha. ¡Voilà!

Con pasta de dientes

Otra opción es usar la pasta de dientes. Se trata de un método menos abrasivo con la ropa, pero que seguramente te llevará más tiempo.

Para ello extiéndela sobre la mancha, deja que se seque bien, remoja la zona con agua fría, lava la mancha con agua y jabón y vuelve a pasarla por agua fría.

Si no ha desaparecido, vuelva a aplicar los pasos anteriores.

Con leche

Debido a sus componentes, la leche puede desdoblar el pigmento de la sangre sobre el tejido.

En concreto, la grasa de la leche permite que la mancha se diluya.

Sin embargo, es un remedio que no es tan efectivo como el resto de los que hemos explicado anteriormente.

¿Cómo se pueden quitar las manchas de sangre de las sábanas?

quitar manchas de sangre seca en sabanas

Encontrar sangre en las sábanas es bastante común.

Puede suceder si te sangra la nariz o de las encías, comienza el período inesperadamente, te rascas una picadura de insecto mientras duerme o sangras a través de un vendaje.

Sin embargo, esto no significa que tengas que tirar la ropa de cama. Lo mejor sería tratar la sangre fresca tan pronto como la veas, pero también es posible eliminar la sangre seca.

Si son blancas

Quita la sábana del colchón y luego remoja la mancha con agua fría.

No utilices agua caliente, ya que esto provocaría el efecto contrario, fijaría aún más la mancha. Este es un aspecto imprescindible use el método que use.

En este caso, el agua oxigenada vuelve a ser nuestra gran aliada.

  1. Rocía bien la mancha de la sábana y deja reposar 25 minutos.
  2. Después pasa un papel absorbente por ella para recoger los residuos.

Como alternativa al agua oxigenada, puedes usar bicarbonato de sodio o bien vinagre blanco.

Si son de color

Para sábanas de color evita los productos abrasivos. En este caso suelen funcionar mejor remedios caseros como la pasta de dientes:

  1. Pon un poco de pasta de dientes encima de la zona que se haya manchado de sangre.
  2. Deja que el dentífrico se seque.
  3. Enjuaga con un poquito de agua fría.
  4. Lava el área afectada utilizando un jabón normal y enjuaga con abundante agua. En el caso de que sea necesario, repite el proceso varias veces.

Si están secas

La realidad es que, normalmente, nos damos cuenta de las manchas de sangre en las sábanas al levantarnos al día siguiente, es decir cuando están secas. Para esto uno de los mejores remedios es el amoníaco:

  1. Usa amoníaco diluido para manchas secas.
  2. Llena una botella de spray con 1 cucharada de amoníaco y 1 taza (240 mililitros) de agua fría.
  3. Cierra la botella y agítala para mezclarla.
  4. Rocía la mezcla sobre la mancha y espera de 30 a 60 minutos.
  5. Limpia cualquier residuo con un paño limpio y luego lave las sábanas con agua fría.

Para telas delicadas

A pesar de que parezca poco higiénico, la saliva funciona muy bien para quitar las manchas de sangre seca, puesto que las enzimas que hay en la saliva, además de ser las responsables de la digestión de la comida.

También se ocupan de romper las proteínas presentes en la sangre, las cuales son las encargadas de que esta sea tan complicada de eliminar.

Este método funciona especialmente bien para manchas pequeñas.

  1. Forma un poco de saliva en la boca.
  2. Ponla sobre la mancha de sangre.
  3. Pon la tela a remojar en agua fría.

Trucos para quitar las manchas de sangre del colchón

como quitar manchas de sangre seca del colchon

Los colchones, obviamente, no pueden meterse en la lavadora y eso dificulta una limpieza en profundidad de las manchas de sangre.

Pero no te preocupes, porque también tenemos un par de métodos diferentes para tratarlas.

Como norma general, recuerda borrar las manchas, no frotar. Frotar manchas en un colchón puede extenderla alrededor o dañar la funda que lo cubre.

Es indispensable además utilizar agua fría para sacar manchas de sangre del colchón, puesto que el agua caliente provocaría que las fibras absorbieran la mancha en más profundidad.

Si está seca

Pero siempre hay una excepción que confirma la regla.

Si son manchas de sangre de más de 6 horas, es muy posible que ésta haya sido absorbida por las fibras de la funda.

Si este es el caso, usa agua tibia para remojar la mancha, y favorecer así que la sangre se diluya. Repite las veces que sea necesario.

Existe otro método, en este caso con agua oxigenada.

Sin embargo, y a diferencia de las alfombras y la tapicería, no se puede verter de forma directa porque se absorbería a través de las capas de espuma del colchón.

En lugar de utilizarlo en estado líquido, debes crear una pasta para aplicarla en la mancha.

  1. Mezcla 1 cucharada de sal, 1/2 taza de maicena y 1/4 taza agua oxigenada en un tazón.
  2. Remueve los ingredientes hasta que se conviertan en una pasta.
  3. Extender la pasta sobre la mancha con una cuchara y dejar secar.
  4. Raspa la capa de pasta y aspira el colchón. Si aún queda algún residuo de sangre, simplemente repite los pasos hasta que la mancha desaparezca.

Si está reciente

Utiliza el agua fría para disolver la mancha lo máximo posible si la mancha está en el protector y no ha traspasado al colchón.

Si la mancha persiste, vierte un poco de detergente líquido sobre la mancha, deja que actúe el jabón durante 15 minutos, frota con suavidad y enjuaga.

Otros sitios de los que poder eliminar las manchas de sangre

eliminar las manchas de sangre

Muchas veces nos cortamos de forma involuntaria y manchamos el suelo o cualquier superficie dura con sangre.

En estos casos, y si la superficie no es porosa, estás de suerte, ya que la solución es muy simple: con un papel absorbente limpia la zona de la superficie con sangre, y después procede a su desinfección.

Sin embargo hay otras superficies en las que no siempre es tan sencillo tratar la mancha de sangre.

Del sofá

Lo último que queremos es ver manchas de sangre en nuestro sofá. Antes de nada debemos saber de qué material está hecha la tapicería. Puede tratarse de algodón,  nylon, y otros materiales sintéticos.

Primero inténtalo con una esponja o un paño limpio y húmedo y limpia suavemente la mancha de sangre.

Trata de no frotar, ya que esto haría que la sangre pase hacia el interior de la tapicería.

Comienza por la parte exterior de la mancha y trabaja gradualmente hacia adentro.

Si la mancha de sangre está seca, usa un cepillo de dientes para raspar cualquier residuo antes de comenzar a limpiar.

A continuación:

  1. Mezcla una taza de agua fría con un poco de bicarbonato sódico, y extiéndela en el área afectada.
  2. Usando una esponja, continúa secando suavemente la mancha.
  3. Si aún persiste algo de mancha, repite el paso anterior. Mezcla el 80% de agua, el 10% de glicerina y el 10% de detergente para ropa en una taza o tazón. Vierte esta mezcla en una botella con spray y agita bien hasta que se mezcle de forma homogénea
  4. Pulverizar de dos a tres veces directamente sobre la mancha de sangre. Frota con una esponja con un movimiento circular para aclarar gradualmente la mancha.
  5. Una vez eliminada la mancha, vierte agua fría en el área y seca con una toalla. Puedes guardar la mezcla de glicerina, agua y detergente para otras ocasiones.

De las zapatillas

Primer consejo en caso de manchas de sangre en las zapatillas: nunca debe usarse agua caliente.

Si es tu caso, sigue estos pasos:

  1. Remojamos con agua fría la zona con sangre y aplicamos cualquier tipo de jabón, bien sea en polvo, líquido, detergente, etc.
  2. Frotamos de forma suave con un cepillo, dejamos reposar unos minutos y, con la ayuda de un pulverizador con agua fría, remojamos la zona.
  3. Enjuagamos y vemos si la mancha se eliminó. En caso negativo, repetimos la operación.

Consejos finales

  • Cuanto más rápido seas a la hora de limpiar la mancha de sangre, más fácil será quitarla.
  • Para cerciorarte de que la mancha se ha quitado por completo y que la limpieza de la misma ha sido efectiva, deja secar la tela y ponla a contraluz.
  • El Jabón Líquido de Castilla de Dr. Bronner’s es uno de tus mejores aliados, sobre todo para la ropa blanca. Sus ingredientes naturales y orgánicos limpiarán las manchas de sangre como si nada.
  • Una alternativa al agua oxigenada, es utilizar bicarbonato. Pon a remojo la prenda que tenga la mancha en un poco de agua con bicarbonato durante media hora. Si por cualquier cosa la mancha continua, es muy posible que tenga un tono amarillo. Si esto es así, aplica cualquier quitamanchas, con KH7 te irá bien.
  • A excepción de la cama, puedes utilizar el agua oxigenada sobre cualquier tipo de superficie del hogar.
  • Si la mancha se te resiste, pon abundante cantidad de un producto específico para la sangre, como puede ser el Vanish. Después lávala con agua fría y un poco de detergente o cualquier otro producto de limpieza (asegúrate de seguir siempre las instrucciones)
  • Mezcla un poco de lejía con agua para limpiar la sangre de aquellas superficies que no sean porosas, como puede ser la pared o incluso el suelo. Con lejía conseguirás dos efectos: desinfectar y limpiar el hogar.
  • Jabón de lavavajillas. La digestión enzimática que produce es uno de los mejores remedios que puedes utilizar.

Conclusión

Como podemos ver, siguiendo una serie de consejos y pasos es posible eliminar manchas de sangre de cualquier tejido o superficie.

Basta con utilizar los productos adecuados en función de dónde deba realizarse el tratamiento y, eso sí, practicar un poco la paciencia.

Guardar

Guardar

Guardar

Cómo quitar manchas de sangre
4.5 (89.79%) 47 votes
Cristina Adán
Cristina Adán
Redactora en ABC Limpieza.

Deja un comentario

Sigue leyendo...

error: Alert: Content is protected !!